En Santiago, la a Procuraduría Fiscal logró que el Segundo Tribunal Colegiado impusiera 30 años de prisión y el pago de una indemnización de RD$5 millones en efectivo, en contra de un hombre que fue acusado de los delitos de homicidio y robo agravado, en un hecho ocurrido el 15 de junio del año 2016.