×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 196

¿Por qué los leonelistas rechazan a Domingo Jiménez? (1 de 3).

Lunes, 26 Mayo 2014 10:49 Escrito por  Publicado en Panorámica Política de Gonzalo Ramírez
Valorar este artículo
(0 votos)

Por: Gonzalo Ramírez

Rocainformativa.com

         Gonzalo Ramírez                     Domingo Jiménez                     

El pasado 16 de mayo, el dirigente del PLD, Alfonso Caraballo, cercano colaborador de Domingo Jiménez, sorprendió toda la dirigencia política de Santo Domingo Este (SDE), al romper brusca e inesperadamente con Domingo Jiménez, quien hasta ese momento fuera su líder. El rompimiento se produjo virtualmente, con la publicación de un artículo en su blog, http://www.alfonsocaraballo.blogspot.com/, con el título ¿Domingo Jiménez ha «soltado su equipo en banda»?

Señala Caraballo, que comenzó a tratar políticamente a Jiménez, momento en el que la circunscripción 2 de SDE, lo objetaba como coordinador de los presidentes de intermedios que apoyaban a Leonel Fernández, motejándolo de «aéreo» y poco comprometido con las bases del lugar.

Recuerda que Jiménez “se vendió como un dirigente diferente,  decía que no buscaba «borregos», que trabajaba en torno a «coincidencias», en contraposición abierta al estilo de trabajo basado en el acatamiento de «líneas», vocablo con el que se hace alusión a directrices trazadas desde arriba, de manera unilateral, acatadas abajo de manera servil, sin analizarlas, y muchas veces sin sintonizar con ellas”. “Muchos compramos ese discurso, necesitábamos un liderazgo que respetara el don más preciado con el que puede contar un ser humano: el derecho a decidir usando su raciocinio, su sagrada «libertad de pensamiento»”, dice.

Le enrostra a Jiménez, el hecho de haberlo excomulgado, “…por el patrón subyacente de llamadas no contestadas, solicitud de reuniones hechas  hace seis meses no respondidas, twiteos con zurrapa…”.  Expresa que entró al equipo de Jiménez,  “a trabajar, a aportar ideas, liderazgo, legitimidad local, fondos, defensa, artículos periodísticos, etc.” Resalta sus propios méritos políticos, los que a su juicio, lo hacen merecedor de un empleo en el Estado, sin que tenga que agradecerlo eternamente, de rodillas, como esclavo sin redención posible.

Me refiero a la posición fijada por Caraballo, porque el tiempo se encarga de poner todo en su justo lugar y reconocer la razón a quien realmente la tiene. Como muchos recordarán, el 1 de abril de 2009, emití unas declaraciones públicas, recogidas por la prensa local, analizando y fijando mi posición, con relación a una actividad que realizara Jiménez, el sábado 29 de marzo de 2009, en el Club de los Billeteros. Califiqué dicha reunión como desnutrida y deshidratada, a la que sólo asistieron 6 de los 34 presidentes de intermedios de la circunscripción, 3 por razones de simple cortesía y 3 porque eran sus subalternos en la Onfed, entre los que se encontraba Alfonso Caraballo.

Expresé, que de los 9 miembros del Comité Central, sólo el anfitrión asistió a dicha asamblea y se sentó solo a la mesa directiva, algo nunca antes visto en el PLD, lo que consideré como evidencia irrefutable del profundo rechazo a las natimuertas aspiraciones de Jiménez, a la sindicatura de SDE. Aseguré que Domingo se había auto descalificado para ser síndico, por haber fallado a los peledeistas de aquí, al haber hecho promesas que nunca cumplió. Le enrostré ser un demagogo, excluyente y mezquino, que "nunca ha ganado una candidatura porque no tiene liderazgo local y por eso no ha ganado en su propio intermedio y si no puede ganar ahí, menos lo hará en el municipio".

Mi posición, responsablemente fijada, molestó al diminuto grupito del Dr. Jiménez, especialmente al compañero Alfonso Caraballo, quien salió en su defensa, resaltando los méritos políticos de Jiménez y pretendiendo restar crédito a mis planteamientos. Se produjo un acalorado debate público entre el compañero Caraballo y yo, seguido por la dirigencia política del municipio, debate que fue detenido por la rápida intervención del Dr. German Peña y de José Núñez,  quienes nos reunieron en un centro comercial de la avenida Venezuela, donde nos invitaron zanjar nuestras diferencias, logrando que el compañero Caraballo y yo, nos fumáramos la pipa de la paz, manteniendo una armónica relación, desde entonces.  

Hoy, me toca salir en defensa y solidaridad con el compañero Alfonso Caraballo, a quien han querido guillotinar, incluso invitándolo a leer crónica de una muerte anunciada, lo que podría ser interpretado como una seria amenaza de muerte, por el hecho de expresar su pensamiento y por la atinada decisión de  abandonar el enano y estéril equipo, al que hasta hace poco perteneció, donde se irrespeta, humilla y desconsidera a los peledeistas, incluyendo a sus más cercanos y fieles colaboradores.

Con su valiente decisión, Alfonso ha sentado un importantísimo precedente, para que los peledeistas entiendan, de una vez y para siempre, que no hay razón alguna que justifique que los compañeros tengan que mantenerse arrodillados, para poder lograr que se les tome en cuenta. Que cada peledeista tiene su propio valor intrínseco y que la libertad de expresión, es inherente e inalienable a todo ser humano, por lo que jamás se debe de renunciar a la misma.

Todo peledeista que recibe un empleo, se lo ha ganado con esfuerzo, dedicación,  entrega al partido que fundara el profesor Juan Bosch, con sus aportes para obtener y mantener el poder y con el sacrificio de su propia vida y de su familia, por lo que no tiene que agradecerle a nadie, que le haya dado un empleito de miseria y mala muerte.

En el fervor del debate, Caraballo se preguntaba qué razones podían provocar mi actitud frente a Domingo Jiménez. Tiempo después, me reformuló la misma pregunta, dándole sólo algunas de mis razones.

Pero, paradoja de la vida, es al propio Caraballo a quien le ha tocado responder su   interrogante, es él, quien de manera magistral ha desvelado algunas de las causas que se ven y las que no se ven, que justifican el rechazo de las bases peledeistas a Domingo Jiménez.

En una próxima entrega, continuaré respondiendo dos interrogantes: ¿Por qué los peledeistas rechazan al Dr. Domingo Jiménez? ¿Por qué los leonelistas rechazan a Domingo Jiménez? 

Continuará…

Santo Domingo Este, Rep. Dom.-

Información relacionada:

 ¿Por qué los leonelistas rechazan a Domingo Jiménez? (3 de 3).

¿Por qué los leonelistas rechazan a Domingo Jiménez? (2 de 3). 

¿Domingo Jiménez ha «soltado su equipo en banda»?

Modificado por última vez el Viernes, 13 Junio 2014 08:53